Las lecturas de este fin de semana se encuentran aquí:  http://usccb.org/bible/lecturas/040520.cfm

Dios está en control

¿Cómo sabe que Dios está en control?  Isaías tiene la respuesta para usted.  Dios ha puesto a un hombre con un corazón amable y generoso como rey para los persas.  Su nombre es Ciro.  Ciro instruye a los judíos a regresar a su patria y reconstruir el templo.  Ciro no era judío y sus dioses eran principalmente dos, un dios de bien y un dios de mal, no el Dios de Israel.  Dios usó a alguien de una fe diferente para ayudar al pueblo judío.  ¿por qué?  Porque Dios está a cargo.  Dios puede usar incluso a personas que no nos gusten hacer el bien por nosotros porque Dios puede.  Tal vez por eso Dios nos dice que amemos a nuestro prójimo porque Dios tiene a nuestro prójimo haciendo cosas buenas por nosotros.

Un poco de antecedentes para nuestra lectura del evangelio hoy.  Los fariseos eran uno de los grupos religiosos de los judíos del primer siglo.  Ellos resentían el control romano de su país.  Los herodianos eran otro grupo de judíos, pero aceptaron el dominio romano y trabajaron con los romanos para recaudar impuestos.  Ambos grupos estaban muy enojados por Jesús.  El punto que estos dos grupos tenían en común era que querían matar a Jesús.  Se reunieron para hacer una trampa.  Había un impuesto censal que los romanos hicieron que toda la gente pagara.  Los fariseos odiaban el impuesto porque creían que todo debía ir a Dios.  Los herodianos aceptaron el impuesto porque serían la gente que cobraría el impuesto, y a veces gravarían a la gente extra para que pudieran robar el dinero.

La trampa es la siguiente: Si Jesús dice que usted debe pagar el impuesto, los fariseos podrían acusar a Jesús de no ser el Mesías porque Él estaba trabajando para los romanos.  Si Jesús dijo que no pagara usted el impuesto, los herodianos harían que Jesús fuera arrestado por traición e insurrección.  Parecía la trampa perfecta.

Jesús derrota su trampa.  ¿Cómo?  Él realmente no responde a su pregunta.  Más bien, los llama hipócritas y luego dice cuál debe ser la verdadera pregunta.  ¿De quién es esta imagen en la moneda?  Puede que no le de cuenta, pero Jesús acaba de crear una trampa para estos hombres.  Si todo pertenecían a Dios, entonces su enseñanza era que no debían tener ninguna moneda romana.  Pero en el evangelio, nos dicen que tienen una moneda.  Han violado su ley.  Ahora Jesús dice que dé a César lo que es de César y a Dios lo que es de Dios.  César puede tener sus monedas; son inútiles para Dios.  Todo todavía pertenece a Dios.  Debemos dar todo a Dios.

Pagamos impuestos.  Votamos.  Participamos en el gobierno local.  Todo esto es aceptable porque sabemos que en nuestros corazones todo pertenece a Dios.  Dios quiere que seamos buenos administradores de lo que nos ha dado.  Y podemos usar formas locales de gobierno para hacer el bien.  Es nuestra responsabilidad hacerlo.  Pero debemos hacerlo con la moral y las virtudes que Dios nos ha dado para el bien común de todos.  No confuda esto.  Estudie los temas, compárelos con las enseñanzas de la Iglesia.  Forme su conciencia para seguir la voluntad de Dios.

Que el Señor os bendiga en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.  Amén

Fr Adam Laski
Email: fatheradamlaski[at]gmail.com
Phone: 715.736.3109

St. Joseph Church – Rice Lake
Holy Trinity – Haugen
St. John the Evangelist – Birchwood
Our Lady of Lourdes – Dobie